jueves, 28 de marzo de 2013


 
THE LIZARD CANARY.
John Robson. 1911.
 (4ª parte)
 
En este sorprendente libro de hace más de un siglo, se escribe sobre el canario Lizard con una profundidad y una seriedad como pocas veces he leído. El libro es de  tremenda actualidad. 
 
EL ALA.
          "Negro, el hogar de la pluma", es una de las más antiguas leyes de un código muy antiguo, e indica, en términos generales, cuál debe ser el carácter general de la pluma en el ala del Lizard. No es, sin embargo, una definición exacta tanto como para transmitir la idea de que el negro, o alguna forma de negro, es el color estándar, y el blanco o cualquier tendencia hacia el mismo está prohibida. El cañón de la pluma debe ser negro,  pero el eje o la pluma es  sólo como negro en mucha de su longitud, pero su base es casi tan blanca como la de cualquier pluma de vuelo. Las plumas en su parte interna tienen un margen con un tono más pálido de color (una característica común a todas las alas oscuras de cualquier color), y la belleza del ala, por lo que este disposición se refiere, consiste en el contraste entre la oscuridad de la parte central y el borde marginal,  que es más o menos brillante, según que el color de fondo del  ave sea oro o plata. Nótese, además, que el margen de extremo exterior de las plumas del ala, también esta bordeada con un ribete de color en una porción pequeña de su longitud, pero que  no debe extenderse tan lejos como la banda estrecha mencionada anteriormente, ya que anularía la parte central y se convertiría en casi el margen real; pero cuando el ala está cerrada, el efecto de estos diminuto ribetes de color colocados uno junto a otro dan la apariencia de un corte transversal, de una banda de color de la luz que se extiende en la dirección del centro del ala, justo hasta el lugar en que el empaquetamiento compacto de las primarias produciría el efecto de que el ala era de un color uniformemente oscuro. Este defecto es a veces muy patente, y un examen de las plumas individuales de un ala a veces muestra claramente  un margen amplio de ribete gris que es muy censurable. Se debe recordar que se trata de las plumas interiores de vuelo más amplias – técnicamente llamadas terciarias - aquellas que tienen la zona marginal ancha, y que a medida que el tallo se acerca a la parte exterior, la zona clara debería desaparecer. Les recomendamos un examen cuidadoso de un ala cerrada y extendida para poder ver y apreciar claramente el efecto de la distribución del color.
         Las grandes coberteras de las alas también tienen mucho que ver con el aspecto y valor de un pájaro en el que  cada pluma tiene un valor definido. Cada pluma cobertera debe representar una edición más pequeña de su pluma de vuelo correspondiente, la posición y la extensión del borde exterior debe ser una continuación lo más exacta posible del de la pluma de vuelo. El borde más interno está oculto por las plumas de los márgenes del lomo.
A veces sucede que un ala hermosa se ​​echa a perder por la presencia de uno o dos  plumas claras, que cuando se da en las plumas más pequeñas, constituyen lo que se conoce como un "hombro rosa " o un " ala rosa.
 
 
Esta es una mancha caprichosa y fatal. (Una es suficiente para descalificar a un canario Lizard).  Una pluma blanca en el ala también aparece con demasiada frecuencia y su presencia está prohibida. Tal pluma es fatal e implica la descalificación, aunque si no es absolutamente blanca, y muestra algún rastro de negro en el tallo o en otras partes, no se descalifica, pero por muy bueno que sea el canario en otros aspectos, sus posibilidades de ganar son muy escasas por no decir nulas. Las plumas de las alas oscuras perdidas por accidente suelen ser sustituidas por plumas oscuras o grises con  las puntas de los extremos exteriores con manchas blancas, y aunque no constituyen  una descalificación real, relegan a un segundo plano al ejemplar que sin esas plumas sería bueno. Tenemos que añadir que si alguna pluma debe ser más negra que el resto estas son las plumas coberteras.  

LA COLA, LAS PATAS Y EL PICO.
En la cola, los doce plumas deben tener esencialmente las mismas características que las de las alas. No se tienen que extender como un abanico, ni estar entubada, se debe expandir lo suficiente para mostrar el margen exterior de cada pluma, y no deben mostrar el más mínim aspecto de  aspereza,  que es un defecto que no puede  ser tolerado en ningún  lugar de un Lizard.
El pico, las patas y las uñas deben ser lo más oscuras posible, ya que el pico claro y patas y uñas color carne son indicativos de una tendencia a la palidez en color.
         El aspecto general de un Lizard  es oscuro, y pertenece a una tendencia de cría en la que predomina lo oscuro: los puntos claros son un contraste desagradable. Pico oscuro, patas oscuras, y uñas de ébano es lo correcto en un Lizard. El Lizard debe ser como un perfecto caballero en todos los detalles del vestido.

lunes, 4 de marzo de 2013

 
 THE LIZARD CANARY.
John Robson. 1911.
 (3ª parte)

En este sorprendente libro de hace más de un siglo, se escribe sobre el canario Lizard con una profundidad y una seriedad como pocas veces he leído. El libro es de una tremenda actualidad. 

IMPORTANCIA DE LAS ESCAMAS O SPANGLING 

         Pasemos ahora hablar de lo que se considera como la característica esencial de un Lizard, a saber, sus escamas. Un Lizard con escamas o spangling siempre es muy bello, y es de gran valor incluso si el casco es muy defectuoso, cosa que no ocurre al revés, ya que cuando el casco es muy bueno y las escamas o spangling son malas el canario es de poco valor. Lo ideal es que tenga ambas características de calidad, pero si se nos pregunta cuál es la característica esencial de un Lizard nuestra respuesta es “las escamas o spanglig”.

         ¿Y  qué es una escama? En nuestras palabras iniciales nos referimos brevemente a lo que probablemente es una escama de una forma rudimentaria. Un examen de una pluma tomada de la espalda nos mostrará de forma detallada lo que es. La parte de la pluma suave y sedosa siguiente a la raíz, es completamente de color azul oscuro, y cuanto más oscuro sea mejor; pero a medida que vamos subiendo por la pluma la parte central va cambiando de color y el centro de la pluma se vuelve marrón oscuro, con los márgenes de un color más claro; el color central llega casi hasta la extremidad de la pluma, donde se expande de la forma casi circular que corresponde al contorno de la pluma y entonces debe adquirir un color tan oscuro como sea posible. El borde del margen también asume un tono nuevo, convirtiéndose de la sombra que hemos descrito como el color del cuerpo o color de fondo, su borde extremo esta bordeada por una zona limítrofe de un tono todavía más ligero, que en el pájaro amarillo dorado (Goldenspangled) es el misma que el del casco, y en el plata tiene, además del borde de color que hemos mencionado, un borde exterior en el extremo de color muy claro que es, de hecho, el amarillo claro del color de fondo del canario. En la siguiente ilustración se muestra esta disposición de la pluma y así se explica cómo una pluma superpuesta a otra produce el aspecto de escamas, ya que la parte más amplia y más oscura de extensión será el núcleo de cada lentejuela individual y los bordes más claros los que separan una escama de otra y les dan forma.
 
 
 Esta disposición del color se ve en cada pluma, desde las más pequeñas en la parte posterior de la cabeza, y en la cabeza, cuando tiene el casco roto, a las plumas más grandes de la espalda; y teniendo en cuenta como gradualmente las plumas  van aumentando de tamaño y como se superponen entre sí, nos podemos hacer una perfecta idea de cómo debe ser la espalda de un buen Lizard.  El dibujo de un Lizard comienza inmediatamente en la parte posterior del casco y  debe consistir en una serie de cadenas continuas de escamas que van aumentando gradualmente de tamaño. Al principio, las escamas no son distintas,  y tienen más la aparición de motas negras, debido a la disposición de las plumas de cuello y al desplazamiento continuo de su posición a partir del movimiento de las aves, pero cuando el dibujo se da en la cabeza, como ocurre en los pájaros sin casco o con el casco partido, el dibujo adopta toda su forma regular, aunque a una escala pequeña.
 

Hemos utilizado la expresión "cadenas continuas." Las escamas deben formar líneas regulares para ser de calidad, pero en ningún caso deben formar líneas ni meras franjas longitudinales. Cada eslabón de la cadena debe tener claro su borde,  y cada lentejuela o escama deber  ser tan clara y definida como los ojos en la cola de un pavo real. Ellos no pueden estar colocados indiscriminadamente, sino que deben estar dispuestos con la mayor regularidad posible; regularidad a la que se opone directamente un plumaje abierto y desordenado.   
 
   

Y esto nos lleva a nuestra observación final sobre esta característica.  El exceso de spangling, cuando adopta  la forma de lunas diminutas y hay un exceso de desarrollo del cordón o de las  líneas, se produce una forma borrosa que técnicamente se denomina "musgo" (moss), que es tal vez una  forma mucho más peligrosa de lo que puede parecer, ya que cualquier disposición que tiende a  borrar el centro  oscuro de las escamas significa acabar con el centro oscuro de la pluma que las produce, con lo que se atenta a la vida misma de esta variedad.